¿Cómo preparar tu propio yogur casero?

Impactos: 634

¿Podemos hacer el yogur casero sin yogurtera?

Una de las cosas que tenía ganas de probar era la de elaborar mi propio yogur casero. Cuando voy a los supermercados me encanta echar un vistazo al lineal de los yogures e ir probando diferentes marcas y sabores. Debo decir que no todo lo que encontramos en las estanterías de los supermercados son auténticos yogures sino productos lácteos con un alto grado de procesado que no pueden presumir de las bondades probióticas de los auténticos yogures. 

Hay muchos motivos por los que sería bueno lanzarse a la aventura de preparar tu propio yogur casero y evitar así los productos lacteos que se comercializan que no tienen fermentos vivos y que, en cambio, traen consigo muchos azúcares y otros compuestos que nada pintan en la composición de un buen yogur.

Si eres como yo y te encantan los yogures de verdad te recomiendo probar a hacerlos en casa. Así evitarás consumir productos procesados que no aportan ninguna de las ventajas de tomar un buen yogur.  Si aún no conoces los beneficios del yogur, te recomiendo echar un vistazo a esta publicación de Yogur y Nutrición donde destaca como principales bondades de este alimento las cualidades probióticas, fuente de calcio, minerales y vitaminas, acidos linoleicos, etc. 

En nuestro caso, hemos tenido problemas a la hora de implementar la alimentación complementaria con el pequeño James. Primero porque no quería comer y segundo porque con el segundo no he podido tener la misma paciencia que tuve con su hermana. Pero uno de los alimentos con los que nos ha sorprendido ha sido con los yogures naturales. Por eso me he animado y he empezado a hacerlos en casa. Así que con esta motivación he querido compartirlo con vosotros y subir la receta al blog a la sección Recetas de Mamá.

En este post os daré algunos truquillos e ideas para preparar un yogur muy cremoso y, sobre todo, riquísimo. Luego puedes añadirle frutos secos, frutos rojos, compota… ¡A nosotros estas combinaciones nos encantan! Allá va la receta.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar el yogur casero

Preparar yogur en casa en super sencillo. Basta con tener claras unas pequeñas nociones y podemos empezar a preparar nuestro propio yogur casero. Para hacerlo tan solo necesitamos tener los ingredientes y los medios para poder prepararlo. Es muy importante cuidar estos aspectos ya que ambos condicionarán en como va a ser el resultado de nuestro yogur.

El yogur se puede hacer tanto con yogurtera como sin ella. Hay quien recurre a la nevera de viaje, olla presión, horno y trucos similares para dejar que el yogur fermente. Pero desde mi sincera opinión, aunque son buenas técnicas hay que estar muy pendiente de la temperatura ya que si esta es demasiado alta o baja no obtendremos nuestro yogur casero como resultado final. La temperatura óptima de fermentación es de 45º, si esta se eleva por encima de 50º puedes matar las bacterias del yogur y hacer que éste quede líquido.

Como busco la facilidad me hice con una yogurtera con temportizador, que es justo el modelo que podéis ver en el siguiente enlace. Trae un pequeño recetario con propuestas para preparar tu propio yogur en casa, así como unos vasitos de vidrio con tapa que resultan de gran utilidad. Ya no tienes que preocuparte ni por la temperatura ni por los tiempos de espera, ya que automáticamente se programa para durar el tiempo necesario y apagarse al llegar al final del proceso de fermentación del yogur casero.

En esta publicación de Instagram puedes ver la yogurtera en acción ¡Nunca mejor dicho!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maternidad, crianza y familia (@elplandemama) el

Como te he dicho antes si la temperatura no es la adecuada puede que este no fermente bien y se quede sin cuajar. Por otro lado si nos excedemos en los tiempos puede que el yogur quede demasiado ácido.

En lo que se refiere a los ingredientes, a la hora de preparar nuestro yogur casero no necesitamos mucho: leche y fermentos. Para un resultado óptimo de tu yogur para que puedas beneficiarte tanto de un gran sabor como propiedades proteicas, es recomendable usar leche fresca. Aunque reconozco que algunas vez la he usado de bric, esta ha sido sometida a un fuerte proceso de pasteurización lo que provoca la destrucción total de las bacterias y esporas. Ello conlleva perder importantes propiedades de la leche que son muy buenas para nuestros yogures.

La leche fresca es la que se vende en la zona de refrigerados de los supermercados. Está también ligeramente pasteurizada, aunque a una temperatura menor con el objeto de atacar a las bacterias dañinas y mantener a las que si son beneficiosas. En el sabor también se nota la diferencia de usar un tipo de leche u otra. Puedes usar cualquier variedad de leche: entera, desnatada, cabra, oveja… Puedes ir probando para ir detectando cual es el sabor y la textura que más te gusta.

Por otro lado si lo que quieres es preparar un yogur con leche vegetal es importante que sepas que este no es el proceso adecuado. En este blog de lechevegetal.com puedes encontrar una interesante receta de como preparar yogures veganos.

En cuanto a los fermentos vivos, puedes usar un yogur comprado para crear tu propia colonia. Pero tienes que tener en cuenta que este debe contener “fermentos vivos”. No muchos los tienen. Yo suelo comprar yogures bifidus o marcas artenales ¡Se nota la diferencia en sabor! Otra opción es usar Fermento Liofilizado. Aunque puede ser más difícil de encontrar, se puede decir que es el proceso ideal para preparar tu propio yogur casero de la forma más saludable con todas sus propiedades.

Puedes incluso volver a usar tu propio yogur para obtener nuevos, pero no te recomiendo pasar a más de 3 generaciones ya que su potencial de fermentación se va perdiendo con el tiempo.

Los yogures que preparamos en casa no tienen conservantes, por lo que una vez cerrados debidamente se deben guardar en la nevera y pueden durar hasta 7 días.

Como preparar nuestro yogur casero

Como te he comentado antes podemos hacer nuestro propio yogur casero con yogurtera o sin ella. El proceso más sencillo es la de disponer de una yogurtera. En mi caso tengo un modelo con temporizador que hace que sea todo más sencillo en cuanto a temperaturas y tiempos.  Ya sabes que con estos aspectos hay que tener especial cuidado para que el yogur fermente bien y no quede ácido.

Hay otros medios como la olla presión, horno, nevera de camping… ¡Son medios muy económicos y prácticos! Aunque le veo la pega de que hay que estar muy pendiente de la temperatura con un termómetro, pero una vez que le coges el truco es algo sencillo de hacer.

Para preparar los yogures tan solo necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de leche (preferiblemente fresca)*
  • 1 yogur o Fermento Liofilizado*
  • 1 ó 2 cucharadas de leche en polvo (opcional)*

*Como te he ido explicando la mejor leche que puedes usar para preparar tus yogures es la fresca, aunque no pasa nada por usar la UHT de Bric. Yo la he usado alguna vez y siempre es mejor que los yogures procesados que se encuentran por ahí.

*Para la fermentación puedes usar directamente un yogur. Lo ideal es usar el Fermento Liofilizado, pero no suelo tener un establecimiento cerca donde adquirirlo. Así que un yogur puede resultar de gran utilidad. Es lo que suelo usar siempre y los resultados son buenos.

*La leche en polvo funciona como espesante, al usarla en la receta podemos conseguir un yogur más consistente al aumentar la proteína. Como tengo leche de fórmula en casa que no ha querido tomar el pequeño James es la que uso al preparar los yogures.

¿Cómo preparar los yogures con yogurtera?

Una vez que tienes todos los ingredientes preparados lo que tienes que hacer es mezclarlos bien hasta que quede totalmente homogéneo y sin grupos. Yo suelo hacer este paso en la Thermomix, pero como te digo siempre en las recetas puedes usar cualquier otro robot de cocina o hacerlo a mano.

Después de este paso debes echar la mezcla en los recipientes donde vayas a hacer los yogures. Sin cerrar los metemos en la yogurtera, le ponemos la tapa y la encendemos. Y la dejamos actuar el tiempo que venga programado o el que creamos conveniente nosotros. Suele ser entre 8 y 10 horas.

Una vez finalizado el tiempo, sacar los vasitos, cerrarlos y guardarlos en la nevera. Pueden durar unos 7 días bien refrigerados.

¿Cómo preparar los yogures sin yogurtera?

Para hacer yogures no es estrictamente necesario tener una yogurtera. Existen otros medios que pueden generar el ambiente adecuado para que de lugar la fermentación. Para ello hay quien usa el horno, la olla presión o la nevera de viaje.

El paso de la preparación de la mezcla es el mismo independientemente del proceso que luego vayamos a usar. Una vez la hayamos volcado a los recipientes de cristal seguiremos los siguientes pasos según la opción que elijamos:

  • Hacer yogur en el horno: Calentar el horno a 50ºC . Introducir en el horno los frascos de cristal con la mezcla del yogur dentro y dejarlos encima de la bandeja de horno. Una vez dentro apagar el horno y dejar los yogures dentro unas 10 horas. Una vez pasado el tiempo se cierran los botes y se guardan en la nevera. Cuando se recurre a esta técnica se suele hacer por la noche para evitar tener que usar el horno.
  • Hacer yogur en una olla expréss: Para hacer los yogures primero calentamos la olla a 45º. Para ello la llenamos de agua y la ponemos al fuego. Después de un rato comprobamos con un termómetro que la temperatura sea la adecuada. Quitamos el agua e introducimos dentro los recipientes de cristal con la mezcla de yogur dentro. Lo dejamos reposar entre 8 y 10 horas hasta que cuajen. Una vez pasado el tiempo los cerramos y los guardamos en la nevera.
  • Hacer yogur con una nevera de camping: Para este medio introducimos un  tupper cerrado que tenga dentro agua caliente. El objetivo es que haga de estufa. A su alreededor pondremos los yogures y cerraremos la nevera. Como en los casos anteriores lo dejamos reposar y una vez pasado el tiempo lo guardamos en la nevera.

Hay quien para hacer los yogures hace uso de una manta, del lavajajillas y cosas similares que sean capaces de crear el entorno óptimo para que la fermentación se lleve a cabo. Desde mi punto de vista no son los mecanismos ideales pero si quien los usa les va bien… ¡Pues ole! ¡Viva el ingenio!

Yo aún así me quedo con la yogurtera 🙂

Consejos prácticos para preparar tu yogur casero

Como has podido ver, una vez que tienes claras unas pequeñas nociones hacer tu propio yogur casero es lo más sencillo del mundo. Y si tiras de yogurtera como yo, ¡ni te cuento!

Hay pequeños truquitos que te pueden ayudar a buscar el sabor y la textura ideal de tu yogur. Por ejemplo, si usas leche entera el yogur quedará más cremoso, pero si decides usar leche desnatada para quitarle grasa el resultado será un yogur más líquido. Para compensarlo se puede usar gelatinas o agar-agar disuelto en un poco de agua o leche.

Al añadir la leche en polvo se conseguirá que el yogur quede más consistente. No hay problema con azucarar los yogures desde el principio, pero con lo que si debes tener cuidado son con los edulcorantes, ya que no todos se pueden calentar. Pero desde mi sincera opción, un buen yogur apenas necesita ser endulzado. Es lo que tiene probar alimentos de verdad. La calidad no necesita que el sabor se enmascare y sepa a otra cosa que no es realmente. Como siempre digo, las cosas deben saber a lo que realmente es.

Para dar un toque extra a tus yogures puedes ponerle una base de mermelada casera o una confitura de frutos rojos como de la que te hablaba en la receta de las tortitas de avena. A nosotros nos encanta añadirle frutos rojos enteros como arándanos, moras y/o frambuesas. Está riquísimo.

Cómo has podido ver esta receta es para preparar tu propio yogur natural casero, que es lo que hemos probado en casa. Tengo pendiente hacer yogures de sabores y también los conocidos Petit Suise caseros, que dicen que son espectaculares. Además, lo bueno de prepararlos en casa es que contribuimos a que no haya tantos residuos ¡Todo son ventajas!

Así que poco a poco este blog se irá nutriendo de interesantes recetas. Si tenéis alguna sugerencia ¡Ya sabéis! ¡Soy todo oídos… y ojos!

¿Vosotr@s habéis probado a hacer yogur casero?

Contadme que tal fue vuestra experiencia.

 

Si te gusta lo que lees, compártelo en tus redes sociales.
¡Qué se entere todo el mundo?

6 comentarios en “¿Cómo preparar tu propio yogur casero?

  • el 31 enero, 2020 a las 1:13 pm
    Permalink

    El yogurt es un alimento buenísimo, ya lo creo!! Con un montón de propiedades y beneficios. Yo no tengo yogurtera, pero veo que elaborarlo no es complicado, me tomo nota para hacerlo. Gracias por la receta!!

    Respuesta
  • el 1 febrero, 2020 a las 3:47 pm
    Permalink

    Muchas gracias por la receta. La intentaré hacer.

    Respuesta
  • el 1 febrero, 2020 a las 4:06 pm
    Permalink

    Ohh mira que estaba pensando en comprar la yogurtera, voy a probar a hacer sin ella aunque está en mi lista de deseos.

    Respuesta
  • el 4 febrero, 2020 a las 11:02 pm
    Permalink

    Qué bueno estas explicaciones para quienes no tienen yogurtera, que desconocía que se podía hacer así el yogur. En casa lo hacemos con la Thermomix y la verdad es que sale riquísimo. Es super bueno poder hacerlos en casa. Gracias!!

    Respuesta
  • el 5 febrero, 2020 a las 9:35 am
    Permalink

    Ya te dije que tengo que hacerme con una yogurtera, me parece que me la voy a pedir para San Valentín, o para el día de la Madre jejeje. Pero vamos, que caer cae seguro, porque aquí somo de mucho yogur. Y si encima son más sanos y tiene varias recetas para preparar me parece ideal.
    Un besazo!

    Respuesta
  • el 7 febrero, 2020 a las 4:22 pm
    Permalink

    Tiene una pinta increíble y con tus indicaciones nos será más fácil probar a hacerlo.
    La verdad no pensé que se pudiese hacer en casa. Gracias por compartir el como hacerlo. Un abrazo

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *